vida

Sin duda los tiempos han evolucionado, y con ello, nosotros también lo hemos hecho. La cuestión es plantearse hasta que punto los cambios son positivos y productivos para cada persona. Es decir, ¿pecamos de ser nosotros mismos por el mero hecho de seguir las tendencias que acaparan nuestra sociedad?. 

Supongo que me entenderás cuando digo que “en muchos momentos dejamos de ser nosotros mismos por el miedo al que dirán o que pensarán”. Por eso y porque no todos dotamos del mismo significado a la palabra felicidad, os traigo unos consejos muy simples para ser tú mismo. Al fin y al cabo: todos somos únicos y nos merecemos ser felices.

  1. No intentes ser la persona que tienes al lado. Seguro que tú también has visto como alguien intenta ser otra persona. Es un poco frustrante ver este tipo de situaciones, ya que demuestra una gran falta de interés hacia sus propios valores. Si alguna vez has intentado pensar o actuar como tu amigo: recapacita antes de hacerlo y busca en tu interior la respuesta que de verdad te hará sentir feliz.

“Creo que de una manera u otra aprendemos quiénes somos realmente y luego vivimos con esa decisión”.  Eleanor Roosevelt 

destino

  1. Encuentra tu camino y no la ruta que otros han pensado para ti. Hay veces en los que resulta complicado establecer los límites. La sociedad está tan marcada que resulta complicado marcar el guión de nuestra propia historia.

“Una persona suele encontrar su destino en el camino que eligió para evitarlo”. Jean de La Fontaine.  

mejor-amiga

Tras observar en mi círculo más cercano, veo a personas que intentan encauzarse en un camino simplemente por el hecho de ser “el trayecto corto y simple”. Lo que ellos no ven (o no quieren ver) es que ese viaje es exprés y que la felicidad que ellos creen sentir tendrá un final a corto-medio plazo. No se dan cuenta de que tienen que crear su camino.

  1. Grita al mundo que la diferencia marca la exclusividad. Los cánones de esta sociedad nos han inculcado que todos debemos seguir los mismos patrones. Pero, no es así. El gesto más valiente que podemos hacer es buscar la respuesta en nuestro interior y luchar contra todos aquellos obstáculos que nos impidan desarrollar nuestro objetivo y, con ello, nuestra felicidad.

“El conocimiento de uno mismo es el primer paso para toda sabiduría”. Aristóteles.

vida

Está claro que, a veces, es complicado enfrentarse a una sociedad tan marcada. Prueba de ello, el caso de mi amiga Sara al querer demostrar al mundo que le gustan las chicas y no lo chicos. felizNo solo ha tenido que enfrentarse a las miradas de los curiosos si no que también ha tenido que sufrir las palabras malsonantes de algunos “amigos”. Tal y como yo le menciono: tienes dar el paso para intentar alcanzar tu felicidad y conseguir que el resto la comprendan.

  1. Cuida a las personas que te demuestran su complicidad. Todos somos sabemos que estamos rodeados de diferentes clases de personas: aquellas que buscan su beneficio propio y esas que buscan compartirlo contigo. Pues bien, aquellas personas que demuestran fidelidad (no solo cuando a ellas les viene bien si no que también lo hacen cuando tu lo necesitas): merecen ser cuidadas y mimadas.

“Tu tarea es descubrir tu mundo y luego entregarte a él con todo tu corazón”. Buddha bailar

Hay pocas personas que entienden el concepto de lealtad -con el paso de los años vas entendiendo aquello que te decía tu madre de “más vale calidad que no cantidad en la amistad”-. Por eso, si tienes suerte de estar rodeado de personas con las que conectas: no las dejes escapar, ya que gracias a ellas serás tu mismo.

No hay mejor auto-regalo para uno mismo que seguir sus propios valores y creencias. Solo, así, serás feliz y harás felices a aquellos que te rodean.

Es complicado establecer el guión definitivo: pero, solo tú puedes hacerlo.

¡SED FELICES AMIGOS! 
Anuncios