felicidad

El otro día descubrí que no necesitamos grandes cosas para ser felices. Parece una afirmación muy simple y fácil de llevar a cabo. Sin embargo, muchas veces pecamos de ser personas incoherentes e insensatas con aquello que nos rodea. Digamos que el frenesí de la rutina diaria nos impide descifrar el valor de las “pequeñas/grandes cosas” que realmente nos conducen al estado de felicidad total. ¿Te has planteado alguna vez por qué un día te levantas de buen humor y otros amaneces pensando que la vida no te premia?

Hoy quiero revelaros cuáles son los momentos que realmente me hacen feliz. Quizás, compartas alguno de mis placeres o, incluso quizás, puedas descubrir nuevas sensaciones que hasta ahora no te habías planteado. Es una pena pero, a veces somos, presos de la sociedad. De ahí que muchas veces perdamos el significado real de las simplicidades que nos hacen felices.

“La simplicidad es la clave”. Ritchie Blackmore.  diversion-familiar

COSAS SIMPLES QUE REALMENTE TE HARÁN FELIZ

  1. Ese momento en el que te despiertas a mitad de noche y todavía te quedan unas cuántas horas debajo de las sábanas.
  1. Tu desayuno favorito. Si eres de los que aman la comida salada te deleitarás con una tostada y si eres de los apasionados del dulce probablemente te decantarás por una cookie de chocolate.
  1. El día en que recibes un mensaje o llamada de tu amigo. Te dice que tiene ganas de verte y actualizaros con las últimas novedades.

Mr. Bean - GIFMANIA

  1. El abrazo de tu ser cercano. La fuerza que un buen abrazo puede transmitirte va más allá. ¿No crees?
  1. Caminar y perderse en la ciudad. Hay muchas veces que andar sin rumbo puede ser la respuesta a todas las preocupaciones que rondan por la mente.

“El que desee alcanzar una meta distante, debe dar muchos pasos cortos”. Helmut Schmidt.

destino

  1. Ver y volver a reproducir la película que tanto amas. No importa que conozcas el final porque siempre habrá alguna escena que te haga sentir.
  1. Ir al gimnasio y derrochar adrenalina. Como bien sabemos, la mente y el cuerpo están conectados por lo que desbloquear los músculos puede ser más placentero de lo imaginado.
  1. Recibir una buena noticia. Los telediarios están plagados de acontecimientos negativos por lo que el día en que tu hermano te cuenta una “buena nueva” sentirás que el mundo está de tu parte.

“Amo a aquellos capaces de sonreír en mitad de los problemas”. Leonardo Da Vinciamistad

9. Escuchar tu canción favorita. No importa que la melodía sea del siglo pasado, ya que sentir el ritmo de tu melodía favorita te hace cambiar de escenario por unos segundos.

 

El Príncipe de Bel-Air - GIFMANIA

  1. Relajarte en la ducha. Ya no es tanto por cuestiones de higiene, sino por la felicidad que sientes al sentir los chorros de agua sobre tu piel.
  1. Los besos de tus padres. Hay momentos en los que no todo sale rodado, pero todo pierde su peso cuando recibes el beso de las personas que te vieron nacer.
  1. Tomar un café con un buen amigo. El hecho de compartir mesa con un confidente te sumerge en una atmósfera de la que no te gustaría escapar.

“El ignorante afirma; el sabio duda y reflexiona”. Aristóteles.

  1. Llorar y reír con un libro. Hay ejemplares que realmente saben captar al lector y, con ello, hacerte sentir parte de la historia. Esos libros, los que consiguen sacarte una sonrisa o una lágrima, son piezas claves en tu felicidad.

14. Mirar al sol. Aquellos que hemos vivido en países en los que los rayos de luz brillan por su ausencia sabemos valorar su espectacular poder.

vida-feliz

  1. Encontrar aquello que dabas por perdido. Tendemos a dar muchos objetos por desaparecido. Por eso, cuando encontramos aquella carta o aquellas gafas de sol la sensación de confort es tremendamente satisfactoria.
  1. Los planes inesperados. Hay veces en que no merece la pena programar todo aquello que deseas hacer durante el fin de semana, ya que las improvisaciones suelen tener resultados más felices.
  1. Sentarte en el sofá sin mirar el reloj. El poder que sientes al aposentarte en el sillón te hace sentir el rey de tu hogar.
  1. Cocinar tu plato favorito. Las recetas están hechas para seguirlas, pero bien es sabido, que todos apostamos por dar nuestro toque personal. Ese ingrediente de más que te hará llenará el estómago de felicidad.

El Príncipe de Bel-Air - GIFMANIA

  1. Sentir que has encontrado al amor de tu vida. Te sientes más que feliz cuando las mariposas revolotean dentro de ti a marchas muy aceleradas.
  1. El día en que descubres que tu mismo sabes ser feliz. Tu eres el dueño de tu vida y nadie conseguirá arrebatarte tu felicidad.

“La simplicidad llevada al extremo se convierte en elegancia”. Jon Franklinfelicidad

Seguramente la lista de momentos felices esté incompleta, puesto que no todos tenemos los mismos valores ni los mismos intereses. Si no, la vida sería muy aburrida. ¿Te animas a continuar con este listado? ¡Revélanos tus secretos felices!

 

¡SED FELICES AMIG@S!
Anuncios