reflexionar

Cuando pensamos las cosas más de la cuenta tendemos a darles mayor importancia. ¡Si!: somos humanos y, como tal, tenemos la capacidad de pensar y reflexionar. El problema llega cuando damos protagonismo a asuntos que no requieren tal espacio en nuestra vida. ¿Quién no se ha pasado un día entero pensando si será acertado enviar un mensaje a esa persona del pasado o si será apropiado pedir perdón después de una pelea? Hay veces que olvidamos que estamos aquí para dar sentido a la felicidad y no para deteriorar nuestra existencia a base de comeduras de cabeza o preocupaciones innecesarias.

“Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla”. Paulo Coelho. felicidad

Ser normal está sobrevalorado. Porque, ¿qué es ser normal?pensar Por mucho que intento llegar a una conclusión común no consigo encontrar un perfil que englobe a todas las personas que por suerte o por desgracia he tenido la suerte de cruzarme. Por eso, porque no existe un equilibrio entre la normalidad o la irregularidad tenemos que ser conscientes de nuestro propio poder y aprender a dejarnos llevar. Al fin y al cabo, no podemos tener todo controlado. ¡A veces tener todo calculado te puede conducir al mayor error de tu vida! Además: la vida sería muy aburrida…

OLVIDARNOS DE PENSAR DEMASIADO Y CENTRARNOS EN DISFRUTAR EL PRESENTE 

  1. Hay que ocuparse y no preocuparse. Muchas veces, el miedo a tomar una decisión nos convierte en presos de nuestro pensamientos. Entramos en un círculo vicioso que nos impide dar el paso (es como si nosotros mismos nos creyéramos que no estamos capacitados para continuar cuando en realidad si que lo estamos).

“Pensar es sólo distraerse de la realidad”.
El compita.no

  1. Ser menos envidioso y más tolerante. ¿Tienes una amiga a la que la vida le sonríe?, ¿esa amiga tiene un trabajo espectacular, un novio que le ama y una familia que le adora? ¡Pues alégrate por ella! Hay ocasiones en las que las comparaciones nos convierten en víctimas de nuestros celos cuando en realidad no debería de ser así. Siéntete privilegiado por tenerle cerca y aprovecha para aprender de sus éxitos. ¡Las comparaciones son odiosas! Seguro que tu también tienes aptitudes para destacar.

“Siente, no seas una máquina de pensar”. Enrique Miret Magdalena.Negativismo

  1. No te ahogues en tus océanos mentales y surfea las olas. Cuando nos empeñamos en que algo salga como creemos que debemos salir nos sumergimos en una burbuja sin oxigeno que respirar. En este momento es cuando tenemos que decir: ¡basta!. Hay situaciones de la vida (imagínese una discusión familiar, una ruptura sentimental, un cambio laboral y un largo etc.) en las que resulta conveniente hacer un largo stop y distraerse.

La mitad de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos”. John Churton Collins bombilla

  1. Focaliza bien sobre cada acción que tengas entre manos y cierra la puerta a los despistes. ¿He apagado el fuego de la cocina?, ¿he cerrado la puerta de casa con llave?, ¿he apagado la luz del baño? Muchas de estas preguntas tienden a atormentarnos la mente hasta el punto de convertirnos en personas inseguras y dudosas. Hoy en día las nuevas tecnologías nos facilitan la tarea a través de inquietantes Apps que nos ayudan a retener la memoria para evitar este tipo de quebraderos de cabezapensar muchos. Pero, ojo: la cabeza está para utilizarla con sentido y cuando es debido. ¡No dejes de ser humano, por favor!.
  1. No dejes pasar las oportunidades y súbete al tren que te guste. Un amigo me dijo hace poco que aparte el “no” de mi boca y que me sume a cada plan que se me plantee (siempre y cuando me conduzca a la felicidad). Así lo he hecho y mi conclusión más sincera es “dejar de pensar tanto si queremos ir a esa cena multitudinaria o si nos apetece ir a ese viaje: hazlo y luego reflexiona sobre lo que te ha aportado. Sólo así aprenderemos lo que queremos en nuestra vida”.

No hay duda de que aquellos que piensan demasiado son más infelices y autodestructivos. Por eso, resulta importante ponerse las pilas y moverse: nunca dejar de actuar.

¡SED FELICES AMIG@S!
Anuncios