verano
¿Qué tiene el verano que tanto nos gusta? Muchos prefieren el frío del invierno tenemos que confesar que esconderse debajo del nórdico también tiene su encanto-. Pero, la mayoría nos decantamos por el calor del verano. ¡Ese #noseque que se despierta en los meses más calurosos del año nos hace atesorar los mejores momentos del año!

Podemos decir que el verano es esa época del año en que:

  1. Dejamos atrás las bufandas y gorros de lana para dar protagonismo a los bañadores y ropa más ligera. ¡Está claro que andar por la calle enfundado con mil capas no sienta bien a nadie!
  1. Los horarios de oficina, en la mayoría de casos, se reajustan y nos permiten disfrutar los últimos rayos de sol de la jornada. ¡No hay duda de que en verano nuestro cerebro rinde menos…!
  1. Hablando de trabajo, ¿por qué en Agosto se paraliza el mundo? Los comercios de mi barrio tienen el cartel de “cerrado desde el 1 hasta el 31 de Agosto”, mi dentista habitual no me da cita hasta Septiembre… ¡Parece ser que el octavo mes del año no tiene mucho movimiento/rendimiento!
  1. vidaLos viajes de verano transforman los días en momentos intensos, divertidos y felices. No importa si compartes las vacaciones con tu pareja, tus amigos o tu familia: las risas están aseguradas con tan sólo huir de la rutina.
  1. En relación al anterior punto: ¿no creéis que las Navidades han dejado de ser el único punto de encuentro familiar? Las playas, cada vez más, reúnen a familias enteras debajo de una sombrilla. ¡Está claro que la buena energía del sol nos transmite buen rollo a todos!
  1. El sol no sólo nos da color a la piel sino que también nos regala positividad y energía para poder comenzar el largo invierno de otra manera.
  1. amorLos amores de verano. ¿Por qué todo el mundo tiene aventuras durante estos meses? Parece ser que las hormonas se descongelan tras el duro invierno y dan pie a intensos amores.
  1. ¡En verano también hacemos deporte! Está claro que las altas temperaturas nos impiden salir a correr a las 7 de la tarde, pero muchas personas cambian el footing por el popular Paddle Surf o los paseos matinales frente al mar.
  1. Durante los meses calurosos es más fácil llevar una dieta sana (los helados son un Must que no podemos evitar). El estómago ya no nos pide potajes de la abuela sino que nos suplica que le alimentemos de ensaladas, litros de agua y fruta. ¡La figura del cuerpo nos lo agradece!
  1. Las personas tendemos a pasar más tiempo fuera de casa. Las terrazas del barrio, las verbenas del pueblo, las fiestas en la piscina… ¡Cualquier momento es bueno para desconectar y alimentar nuestra mente!

veranoEstá claro que la felicidad no depende de la época del año en que nos encontremos sino de la mentalidad y actitud de cada persona. Da igual que llueva, nieve o granice: lo importante es sentirse bien con uno mismo y con el camino que has escogido. No obstante, todos sabemos que un rayito de sol sienta bien a cualquiera y, más, si es rodeada de buenos paisajes y grandes personas.

¡No os olvidéis de ser felices amigos!
Anuncios