Felicidad

“Mola más escuchar frases que teclear”, me dijo mi amiga Laura. A partir de esa frase mis pensamientos fueron más allá. Me di cuenta que la felicidad que creamos en la burbuja social muchas veces no es tan real o positiva como queremos creer.

Por supuesto que Internet y todo lo que ello conlleva nos trae numerosas ventajas, pero ¡ojo! también decadencias a la hora de alcanzar un estado de ánimo repleto de positividad. Ni todo es tan bonito como intentamos dibujar en las redes sociales ni tan feo como nos lo pintan las portadas del periódico.

bombilla¿Cuáles son las ventajas que las redes sociales nos traen a nuestras vidas?

  1. Las redes sociales te ayudan a estar en contacto con compañeros del colegio, amigos de tu juventud, excompis de trabajo… ¡Cotillear sus vidas de en vez en cuando me ayuda a sentirlos más cerca!
  1. Existen plataformas como Linkedin que te ayudan en tu búsqueda activa de empleo. Este tipo de redes sociales te permiten estar en contacto con directivos que te podrán echar un cable. Mi amiga, en su caso, consiguió trabajo gracias a esta red social.
  1. Gracias a las nuevas tecnologías podemos seguir a nuestros cantantes, actores, marcas favoritas… Por ejemplo, yo nunca había pensado que sería tan fácil ver una foto de mi ídolo antes de entrar al escenario- en este caso hablo de Twitter y su gran funcionalidad a la hora de compartir contenidos de manera rápida y eficaz-.
  1. Las redes sociales te ofrecen un sinfín de promociones, concursos en los que interactuar… Os cuento mi gran anécdota: el año pasado conseguí un viaje gratis para dos personas a Praga simplemente por compartir una foto en Facebook. ¿No os parece increíble? ¡Qué felicidad!
  1. La felicidad es contagiosa en las redes sociales. O por lo menos así lo indica el último estudio realizado por la Universidad de California. O sea, cada publicación positiva que realizas denota 1,8 denotaciones positivas en tus amigos 2.0. ¡Hacer la prueba!

desventajaPor otro lado, ¿por qué nos empeñamos en proclamar una felicidad irreal en las redes sociales?

  1. Hay personas que se empeñan en ser “ese alguien” que no pueden ser en la vida off line. ¡Si! Estoy segura de que tus muros sociales también se llenan de continuos comentarios por parte de personas que no dejan de “posturear” una vida que en realidad no tienen.
  1. Hay muchos padres que se esfuerzan en subir fotos de sus bebés en las distintas plataformas sociales. ¡Tengan cuidado “padres responsables” porque puede ser que su hijo no se sienta muy cómodo con esas imágenes en un futuro.
  1. Las redes sociales muchas veces pueden ser muy dañinas. Mi amiga Elisa se enteró de la infidelidad de su novio a través de Facebook. ¡Vale que todos somos humanos y cometemos errores! Pero por favor, absténgase de postear fotos que puedan herir los sentimientos de otros usuarios… Mi amiga Manuela dice que es mejor “vivir el momento con la persona que tienes enfrente que compartirlo con cientos de conocidos en la red”.
  1. Google me da miedo. Si, Google es el rey de Internet: lo sabe todo sobre nosotros y puede incluso hacerte desaparecer en el mundo digital. Un dato curioso: el otro día Google me pidió mi número de teléfono para inscribirme gratuitamente en una de sus herramientas… ¡Menuda sensación el recibir un SMS por parte del Rey online!
  1. Las redes sociales son adictivas. El problema viene cuando dedicamos más tiempo a la esfera online que a nuestras necesidades en la vida terrenal. Mi amiga Ana, por ejemplo, pasa mas tiempo posteando fotos de sus recetas que disfrutando de su sabor. El 12% de las españoles se confiesa “adicto a las redes sociales”.

El mundo está creciendo y ahora vivimos en varios campos por lo que será nuestra responsabilidad encontrar el camino hacia la FELICIDAD.

              ¡Suerte a todos en el camino!
Anuncios