buen rollo

Hay momentos en los que nos apetece tirar la toalla y dejarnos llevar. Para esos momentos, para los segundos en que vemos todo de color oscuro… Os presento la Guía del Buen Humor.

Una recomendación, que por supuesto, puede ser completada con todas las aportaciones que vosotros queráis compartir. ¡Vamos a ello!

  1. Levántate con tu canción favorita. Si, esa melodía que te transmite buen rollo. Parece un tópico, pero funciona.
  1. Celebra desde el momento cero que comienzas un nuevo día.
  1. Date un capricho. Deja a un lado las dietas para conseguir el mejor cuerpo del verano y prepárate un desayuno especial.
  1. Sonríete a ti misma. No hay mejor regalo para uno mismo que mirarse al espejo y esbozar una sonrisa.
  1. Grita al mundo que TÚ PUEDES. Da igual si la suerte no está contigo, demuestra lo que vales.
  1. desayuno felizTransmite al malhumorado de tu jefe que tú si sabes gestionar las relaciones laborales. Por ejemplo, invítale un café.
  1. Sal a la calle y respira aire fresco. Con tan sólo 20 minutos se desarrolla el buen humor.
  1. Llama por teléfono a esa amiga y pégate 2 horas al teléfono. Aprovecha para reíos juntas.
  1. Aprovecha el fin de semana para echarte una siesta. Duérmete sin alarma y con la persiana bajada.
  1. Queda con tus amigos de siempre y tómate unas cervezas.
  1. Lee por segunda/tercera vez ese libro que tanto te gustó en su momento. Seguro que hay cosas nuevas que aprender.
  1. Haz una escapada exprés con tu pareja. No importa si es al pueblo de al lado: escapa de la rutina.buen rollo2
  1. Dedica a tiempo a lo que más te gusta hacer. ¿Caminar?, ¿ir al cine?, ¿correr? Hazlo y no malgastes tu tiempo.
  1. Comparte tu vida con la gente que te da buen rollo (los que te hacen reír, te entienden, te escuchan).
  1. Ríete de ti mismo antes que los demás. Nadie es perfecto: está claro que unos pecan de ser muy altos, otros tienen mucho pelo, otros…
  1. Aléjate de las personas que te cortan la buena energía.
  1. Descubre el lugar en que vives. Siempre habrá un rincón que te sorprenda, ya sea en un lugar pequeño o en una ciudad muy grande.
  1. Da las gracias. Demuestra que agradeces los pequeños gestos.
  1. Llora. Si sientes la necesidad de derramar unas lágrimas: hazlo porque después te sentirás mucho mejor.
  1. Sé valiente y equivócate. Es mejor arrepentirse de lo que has hecho que “lo que hubiera podido ser”.
  1. Regala muchos abrazos.abrazos
  1. Ponte guap@. Saca del armario tus mejores galas y siéntete bien contigo mismo.
  1. Métete en la cama con sábanas limpias.

No lo dudes y llena tus días de buen humor. ¡Completa tu vida con cada uno de estos pequeños consejos y verás que todo es más divertido! Estaremos encantados de perfeccionar nuestra guía con vuestros trucos. 😉

Anuncios