IMG_9080

Nos empeñamos en ser independientes: en proclamar que no necesitamos a nada ni nadie para sobrevivir en esta jungla en la que nos ha tocado crecer.

Pero, todos sabemos que no es así. Sea cual sea el momento que estés viviendo-ya sea el más dulce de tu vida o el más amargo- requerirás de un compañero de viaje.

¿Tú tienes un compañer@ de viaje? Si, ese amigo, esa persona especial, que te acompaña en esa montaña rusa que vivimos continuamente. A este camarada no le buscas sino que aparece (por suerte) para convertirse en una parte más de tu viaje. ¡Cuidado! No gastes tus energías en buscar a la utópica media naranja porque lo único que acabarás encontrando es un trozo de limón amargo.

Estoy segura de que ya has identificado a tu compi de viaje. El azar pone en tu camino a “ese alguien” que sabe hacerte sonreír, esa persona que, sin necesariamente estar a tu lado, apoya cada decisión que tomas y sabe darte ese empujón que a veces nos falta. O sea, un compañero con el que las carcajadas son risas de verdad y las cursiladas dejan de sonar ridículas. ¿Te suena, verdad?

Con el paso del tiempo nos cercioramos de que el ser humano tiende a apegarse a otros, buscando así, vínculos a los que atarse en momentos de inseguridad o desprotección. La vida nos desafía, nos tienta constantemente a seguir un camino u otro.

IMG_2587Por ejemplo, cuando sales del nido familiar para ir a la Universidad te das cuenta de que necesitas de compañeros de viajes con los que compartir los sentimientos, los ratos vacíos y las largas noches alrededor de una tarima.

De la misma manera, no buscarás los mismos compis de viaje con tus veintitantos que con treintaitantos (tendemos a cambiar la perspectiva del viaje de nuestras vidas). Ya no importa si esa persona es atractiva, fiestera o fashion, ahora prevalece si sabe pensar y reflexionar.

A lo largo de la aventura te cruzarás con compañeros de viajes que cubran una parte de tu camino, compañeros a los que cierres la puerta de tu corazón con el deseo de no volver a cruzártelos nunca más en tu camino, compañeros a los que no quieres dejar escapar porque son capaces de terminar las cosas que tu has dejado a medias. IMG_8094
No hay duda de que nos topamos con diferentes compañeros de viaje. Lo importante es saber identificar al verdadero, al incondicional, a aquel que nos permita ser nosotros mismos.

Entonces, ¿qué nos engancha de estas personas? ¡Muy fácil! Sin darnos cuenta son una fuente de dosis de energía, saben complementarnos al mismo tiempo que nos regalan libertad para enfrentarnos a la vida. Al fin y al cabo: lo importante es SER FELICES.

Anuncios